Login   ||   Register    ||   Wednesday, May 23, 2018   

 
 My Profile Minimize
Profile Avatar
VNKShenna56
Ul. Trawnik 68
Bydgoszcz, NA 85-376
Poland
51 711 74 89 http://www.blogster.com/gaymiller82lhpaqd/cuentos-para-gestionar-emociones-y-sentimientos *******
La Empresa Casa Creativa tiene el gusto de presentar en esta tercera edición del libro Cuentos Cortos para Esperas Largas, las obras de los ganadores del Concurso Cuento Corto que realizamos entre el mes de agosto y lectura de cuentos cortos para niños de primaria septiembre del año 2015 en el marco del segundo Festival de Literatura de Pereira. Los críticos consideran que varios de los cuentos populares, salvados de la tradición oral por los hermanos Grimm y Converses Perrault, cuando menos en sus versiones originales, han de ser leídos sólo por los adultos, aun sabiendo que los Sitio enlazado niños, como todos los humanos, no están al lado de los actos de violencia y las crueldades", que a diario experimentan mediante las pantallas de la T.V. en la vida cotidiana.

La edición está a cargo de José Manuel de Prada-Samper, filólogo y folklorista, quien ya había efectuado de antemano recopilaciones de cuentos como La pequeña que creó las estrellas: relatos orales de los bosquimanos Xam (Lengua de Harapo, 2001), Cuentos populares irlandeses (dos mil ocho) y Cuentos populares de las Tierras Altas escocesas (2009) en la misma colección de Siruela, presentando, para disfrute del público hispano, las joyas literarias que esconden la oralidad de diferentes culturas.

Frecuentemente estos caballos tienen aun nombre; aquí «del aire» y «del pensamiento», que inducen al lector a meditar erróneamente en ciertas cualidades de los animales que los distinga (quizá «el pensamiento es más veloz que el aire»); que no es así lo prueba el cambio de nombres que reciben estos caballos en otras versiones del mismo cuento y, sobre todo, que exactamente la misma advertencia se produce otras veces sobre 2 espadas -una reluciente y otra mohosa-.

¿De qué trata?: Un matrimonio feliz con siete hijos varones extrañan tener una niña, durante años desearon poder tener una hasta que su esposa queda embarazada, pero la pequeña nace con problemas médicos que le hacen peligrar, el padre envía a sus siete hijos a buscar agua al pozo, pero los chicos jamás regresa, el padre enfurecido pidió los maldijo sin querer y los siete hermano se convirtieron en cuervos.

Teresa tenía cuatro años y medio, estaba en esa edad en que no se terminaba de relacionar ni con los pequeños de poco más de cuatro ni con los de poco menos de cinco; una situación difícil, y un sentimiento que, su tío Alberto -siquiatra en funciones de la familia-, le diagnosticó cómo una leve trastorno de vacío social, absolutamente transitorio y que se solventaría por si solo en un periodo de nunca más de 6 meses.

Los cuentos permiten al niño trabajar con sus enfrentamientos internos y es por ello que, con mucha frecuencia, acostumbran a pedir al adulto que les cuente una y otra vez exactamente el mismo cuento, en tanto que es mediante la reiteración como pueden darle sentido y realizarlo hasta cerrar la historia al extraer sus propias conclusiones — enseñanza— al tiempo que fomentan y ejercitan su imaginación y inventiva.

Obras de Alfredo Bosi: Pré-Modernismo (mil novecientos sesenta y seis); História Sucinta da Literatura Brasileña (1970); Conto Brasileiro Contemporâneo (mil novecientos setenta y cinco); A Palavra e a Vida (1976); Ser y también Tempo na Poesia (1977); Araripe Jr. — Teoria, Crítica y también História (1978); Reflexões sobre a Arte (mil novecientos ochenta y cinco); Cultura Brasileña, Temas y también Situações (1987); Céu, Inferno: Ensaios de Crítica Literária e Ideológica (mil novecientos ochenta y ocho); Dialética da Colonização (1992); Enigma do Olhar (mil novecientos noventa y nueve).

Como podéis imaginar, tenemos historias cortas de todo tipo, desde los cuentos clásicos populares que todos hemos oído de pequeños y que nos agrada trasmitir a nuestros hijos, hasta relatos infantiles más nuevos, que si bien nos los tradicionales aportan muchos valores a los pequeños, algo que procuramos siempre en un cuento infantil.


En el orden de las pruebas inmediatas, debemos recordar de qué manera la religión cristiana, como en todos y cada uno de los países, solo ha alterado cosas muy superficiales en el cuento popular y, por supuesto, no ha podido contra la esencia de lo maravilloso, que es el objeto mágico, como símbolo -digámoslo ya- de apertura incondicional a lo desconocido, de total negación de las doctrinas y, en definitiva, de afirmación del planeta precisamente por el contraste con lo que no pertenece a él.

    
 
Copyright © 2009 King Street Exchange